Osteopatía

El tratamiento osteopático consiste en tratar las disfunciones, la hipermovilidad o hipomovilidad que se puedan encontrar en la columna vertebral, las articulaciones, el sistema nervioso, el sistema muscular, las vísceras, el cráneo. Busca recuperar el equilibrio corporal perdido, reactivando sus mecanismos de autocuración con un gran número de técnicas terapéuticas: manipulaciones articulares, técnicas de energía muscular, de movilización, de estiramiento, funcionales, neurodinámica, técnicas miofasciales, entre muchas otras. El tratamiento depende de una evaluación corporal completa, del tipo de lesión y del paciente. Ningún tratamiento es igual a otro y se debe seguir siempre un enfoque personal único.

La osteopatía se basa en la creencia de que todos los sistemas del cuerpo trabajan conjuntamente, están relacionados, y por tanto los trastornos en un sistema pueden afectar el funcionamiento de los otros.​ Es por tanto una práctica de tipo holístico. El tratamiento, que se denomina manipulación osteopática, consiste en un sistema de técnicas prácticas orientadas a aliviar el dolor, restaurar funciones y promover la salud y el bienestar.

ESPECIALIDADES

Osteopatía Estructural

Dedicada al restablecimiento del aparato músculo-esquelético y de la postura, centrándose en la columna vertebral y resto de articulaciones.

Osteopatía Visceral

Se enfoca en órganos y vísceras, mejorando la función de estos mediante manipulación para conseguir un mejor riego sanguíneo.

Osteopatía Craneal

Se centra en los problemas craneales y su influencia en el Sistema Nervioso Central

Terapia Miofascial

La fascia es una estructura de tejido conectivo muy resistente que se extiende por todo el cuerpo como una red tridimensional. Es de apariencia membranosa, blanquecina y conecta y envuelve todas las estructuras corporales. Da soporte, protección y forma al organismo.

La liberación miofascial es una modalidad de evaluación y de tratamiento tridimensional para poder eliminar las restricciones que pueden aparecer por ejemplo, tras un traumatismo directo, microtraumatismo de repetición, estrés emocional, cicatrices, una inflamación, una irritación o un aumento de cargas en una zona del cuerpo (producido por posturas mantenidas incorrectas).

Nuestra meta es dar un tratamiento adaptado a cada persona
para conseguir así nuestro principal objetivo
¡MEJORAR TU SALUD!
Pide una cita